Cuando trabajamos en el desarrollo de campañas de envíos de correos masivos prestamos muchísima atención al mensaje, la línea gráfica, la promoción que lo acompaña y cantidad de temas más, típicos de una campaña comunicacional en Internet.

En fin una campaña requiere de gran tiempo y esfuerzo para asegurar el éxito y un adecuado retorno sobre la inversión.

Bueno ya el boletín está diseñado, la base de datos seleccionada y todo cargado en la herramienta que realizará los envíos de correos masivos.

De repente llega una llamada de la empresa que va a hacer el mailing: “¿Cuál es el “asunto” que lleva este mailing?”. La respuesta: “Dame 5 minutos y te aviso”. Nos referimos a lo que aparece en la bandeja de entrada cuando recibimos un correo, junto al nombre del remitente y la fecha y hora de envío.

Esto es en realidad lo que nos motiva a abrir un correo electrónico recibido , junto con la información de quien nos está enviando el mensaje. Si sabemos quien es, la decisión es relativamente fácil. En caso de ser desconocido, la clave está en el “Asunto”.

Dependiendo del Asunto nuestra efectividad o retorno en la inversión, puede duplicarse o reducirse a la mitad. Por eso es importante:

1. Darle la misma importancia que a todos los demás elementos del mailing.
2. Testear diferentes opciones de “Asunto” antes de tomar la decisión final.
3. Testear diferentes Asuntos en función de la base de datos utilizada.